Completamente desolado, abrazado a una mujer y secándose las lágrimas sin poder creer lo que le acababan de contar. La reacción de LeBron James al enterarse de la muerte de Kobe Bryant ha conmocionado por su crudeza.

La actual estrella de los Lakers se enteró de lo sucedido al aterrizar en el aeropuerto de Los Ángeles después de disputar el partido en el que superó a Bryant como el tercer máximo anotador de la historia de la NBA.

De hecho, el último mensaje en redes sociales de Bryant va dirigido a él: «Sigue avanzando, King James. Mucho respeto, hermano».

Captado por una cámara de la NBC, LeBron aparece vestido con una sudadera con capucha y gafas oscuras intentando ser consolado por una mujer. Después, ya en solitario, camina despacio hacia la terminal del aeropuerto, incapaz de aguantar el llanto.

La imagen de LeBron es fiel reflejo del sentimiento de tristeza que asola a toda la NBA por la temprana pérdida de una de las grandes estrellas de su historia.