Después de que diversos medios de comunicación alrededor del mundo publicaran que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) confirmó la existencia de un ‘universo paralelo’, en el que el tiempo corre al revés, diversos sectores salieron a aclarar que esto no es cierto.

La confusión comenzó en el momento en el que el medio especializado ‘New Scientist’ publicó un artículo interpretando, de manera errónea, los hallazgos de un equipo de científicos a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA).

Este equipo está liderado por el profesor de física de la Universidad de Hawái, Peter Gorham, quien no pertenece a la NASA.

La antena ANITA es un radiotelescopio que detecta neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta desde un globo científico que vuela sobre la Antártida y que está financiado por la NASA.

Según la información publicada, y retomada por cientos de medios, lo que sorprendió a los científicos es que algunos de los neutrinos hayan venido de un universo paralelo.

Los resultados obtenidos de esta investigación, que se realizó de 2016, fueron los que llevaron a ‘New Scientist’ a realizar el artículo “Puede que hayamos descubierto un universo paralelo que va hacia atrás en el tiempo’, que generó la serie de notas que afirmaban la existencia de este universo paralelo.

Gorham, el líder de proyecto, explicó en 2018, cuando se publicaron los resultados de su investigación, que es probable que él y su equipo descubrieran un nuevo tipo de partícula, lo que pondría al mundo ante un nuevo modelo de la física.

Aunque la NASA no desmintió dicha información,  es algo innecesario pues en realidad no estaban totalmente involucrados en el proyecto; en su página o sus redes sociales no hay indicios de que ellos sean la fuente de esta información.

Nota de origen: https://www.reporteindigo.com/piensa/la-nasa-encontro-un-universo-paralelo-en-el-que-el-tiempo-corre-hacia-atras/

Fotografía de fuente original: https://twitter.com/newscientist/status/1262773070852481026