Ciudad de México. Las fuerzas armadas refrendaron su compromiso de ser leales al Presidente de la República, a las instituciones y al pueblo de México, lo anterior a través del secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Luis Cresencio Sandoval, al encabezar la conmemoración del 106 aniversario de la Marcha de la Lealtad.

“La lealtad es absoluta de las leyes a las instituciones, a nuestros valores nacionales y la lealtad es inquebrantable con el Presidente de la República porque el pueblo lo eligió para dar rumbo al proyecto nacional”, dijo el titular de la Sedena.

Con esa visión, añadió, las instituciones armadas nacionales reafirmamos que nuestras convicciones están basadas en la democracia, en el Estado de derecho, en el orden constitucional, en la ley y la subordinación a quienes son depositarios de la voluntad popular, es así, porque como militares sabemos.

El general Sandoval señaló: “Estamos ante una renovación sin precedente de la vida pública donde con fuerza emergen desde el poder y la diversidad de la sociedad los valores de verdad, justicia, igualdad y honestidad.

“Si algo ha quedado claro en el tiempo y la historia es que todos los pueblos rechazan la corrupción, la mentira y la deshonestidad.

“En esta transformación el presidente nos convoca a fortalecer la República y la unidad nacional desde nuestras raíces. Comprendemos implica profundos cambios para erradicar la corrupción y la impunidad, para garantizar seguridad, empleos, educación, salud y bienestar a la población”.

Señaló que para los integrantes de las fuerzas armadas implica “contribuir con todas nuestras capacidades institucionales al logro de esos propósitos. Implica también acudir a un nuevo diálogo e impulsar la transparencia en las acciones y el fortalecimiento de las relaciones civiles-militares y así lo haremos. Somos pueblo uniformado, proveniente de todos los estratos sociales y de toda la geografía del país.

“Al pueblo nos servimos y a él nos debemos, servimos a México porque a ese deber nos comprometimos con vocación y en esa decisión están implícitas la lealtad y la obediencia que caracteriza a todo militar”.

Vía: Georgina Saldierna y Gustavo Castillo – La Jornada.