Joker, una de las películas más esperadas del Festival de Cine de Venecia se estrenó ayer y tal fue su éxito que el público la ovacionó por 8 minutos.

El director Todd Phillips relató que quiso dotar de una historia propia e íntima a este payaso del cómic, para ahondar en la causa de su locura y sus irrefrenables deseos de hacer el mal.

Esta versión toma elementos del cómic para profundizar en el tormentoso pasado del villano, su vida laboral y amorosa, así como la relación con su madre.

El realizador estadounidense, más conocido por comedias como ¿Qué pasó ayer?, ofreció una rueda de prensa junto a Joaquin Phoenix, quien dijo que para él, lo atractivo del proyecto fue dar “un punto de vista totalmente propio” al personaje.

El payaso de sonrisa siniestra, es difícil de definir, reconoció el actor, quien se preparó durante 8 meses para este rol y perdió más de 20 kilos para encarnarlo.

“Traté de identificar algunos lados de su personalidad, pero luego daba un paso atrás, porque quería que fuera un misterio”. Aunque sí se adentró en el pasado del personaje, “para entender en lo que se convierte”, refirió.

Esta versión toma elementos del cómic para profundizar en el tormentoso pasado del villano, su vida laboral y amorosa, así como la relación con su madre.

Quizá lo más complicado de elaborar fue la icónica risa del Joker, pues Phoenix buscó evocar con ésta una historia dolorosa y evitar que sonara ridícula.

“Me gusta ver la luz, no solo su tormento, sino también su alegría, su lucha interior en busca de la felicidad”, destacó.

Hizo una creación personal, sin mirar a los personajes interpretados en el pasado por otros actores como Jack Nicholson, Jared Leto o Heath Ledger.

¿De qué va la película?

En la cinta, Joker es el pseudónimo de un payaso fracasado llamado Arthur Fleck, maltratado por una sociedad, la de Gotham City, sumida en el caos, la oscuridad, la violencia y la ausencia total de moral y empatía.

A pesar de sus intenciones y del entorno que lo acosa, el personaje no es solamente un villano. Según Phoenix, su objetivo “no es ver el mundo ardiendo, sino encontrar su identidad y lograr la aprobación de quienes le rodean”.

Al hurgar en su pasado y las diferentes aristas de su personalidad, el filme se propone hacer “una profundización en un personaje fantástico”, concluyó el director.

Vía El Sol de México.