MADRID (Portaltic/EP).- Instagram quiere limitar el discurso del odio y el racismo en su plataforma lo más posible, pero es consciente de que no se puede eliminar del todo y por ello anunció una nueva herramienta que da control a los usuarios para blindar sus cuentas en momentos de mayor riesgo.

“El odio y el racismo no tienen cabida en Instagram”, aseguró el responsable de esta red social, Adam Mosseri, en un vídeo compartido este jueves, donde aseguró que la intención de la compañía es reducir la cantidad de discurso del odio en Instagram lo más próximo a cero que sea posible.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Adam Mosseri (@mosseri)

El directivo es consciente de que no lo van a poder eliminar por completo y por ello anunció una nueva herramienta con la que ofrece protección a las víctimas de este tipo de acoso. Se trata de una función en pruebas que han denominado “Limits” (Límites).

“Limits! concede cierto control a los usuarios víctima de acoso en los momentos en que se exponen más al riesgo y al dolor, como explicó Mosseri. Para ello, blinda o bloquea sus cuentas para limitar la interacción dirigida a ellos y evitar potenciales daños.

Mosseri indicó que mejoraron con el tiempo en la detección del odio y del racismo en la plataforma, pese a lo complicado que puede ser en ocasiones, por ejemplo, cuando una palabra o un emoji puede tener distintos significados según el contexto en el que se compartan.

Por ello también cuentan con herramientas como bloquear, restringir o bloquear contenidos mediante palabras clave, que permiten adoptar medidas a los propios usuarios, como complemento de las acciones que lleva a cabo la compañía.

Nota de origen: https://www.proceso.com.mx/ciencia-tecnologia/2021/7/23/instagram-prueba-una-funcion-que-blinda-la-cuenta-de-un-usuario-en-momentos-de-mayor-riesgo-de-acoso-268404.html

Fotografía de fuente original: