Carmen Martínez.

Un grupo de manifestantes, presuntamente habitantes de la agencia Ex-Garita, perteneciente a Santa Cruz Xoxocotlán; instalaron este día diversos bloqueos en dicha periferia. Al respecto, el edil Inocente Castellanos Alejos aseguró que su movilización se debe a información errónea.

En entrevista radiofónica, Chente Castellanos explicó que los ciudadanos de la Ex-Garita fueron mal informados respecto al problema del tiradero municipal, que se vive no solamente en Xoxocotlán, sino en un total de 25 municipios de los Valles Centrales de Oaxaca; “les hacen creer que nosotros no atendemos el problema de la basura”, manifestó.

“Llevamos tres meses atendiendo el tema conforme nos van dando la oportunidad de irla colocando en diferentes municipios de nuestro estado; como sabemos, Xoxocotlán no tiene un tiradero de basura, y genera más de 80 toneladas de residuos al día”, agregó el edil, quien a su vez reconoció que no ha sido un problema fácil de solucionar, tras el cierre del depósito ubicado en la Villa de Zaachila.

Los bloqueos, agregó Castellanos Alejos, son orquestados por el agente municipal de la Ex-Garita, quien, además, está exigiendo al Ayuntamiento la entrega de recursos en efectivo, en lugar de ser aplicados de manera directa a las obras o repartirlos por medio de depósitos o cheques; proporcionar dicho dinero en efectivo está prohibido por la ley.

“Hay personas interesadas en obtener recursos directamente, el agente municipal nos pide que demos una participación directa en efectivo, y que incluso lo de las obras de priorización la quiere en efectivo, porque él quiere ejecutar la obra, cuando eso no lo permite la ley”.

Finalmente, Chente Castellanos aseguró que el servicio de recolección de basura seguirá siendo atendido por su administración, en donde se le ha pedido a la ciudadanía la separación de sus residuos en orgánicos e inorgánicos y así reutilizar gran parte de los desechos; además, reiteró que seguirán con el plan de obras conforme al marco legal, por lo que no cederá a la presión de terceros para violar la ley.