En una sede del banco ubicado en avenida Madero, Pachuca, Hidalgo, una persona armada, mantuvo como rehenes a clientes y trabajadores de la sucursal.

El individuo que no ha sido identificado, llegó en un auto color verde que en el parabrisas portaba un cartel “soy el Cristo que viene a acabar con el mundo”.

En entrevista con La Razón, el gobernador Omar Fayad,  dijo que al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal y Estatal, quienes trataron de disuadirlo para que entregara las armas, pero en respuesta abrió fuego e hirió a dos uniformados, por lo que fue abatido con uso de la fuerza letal.

El hombre entró a la sucursal bancaria portando un machete, un arma de fuego, quiso someter al personal del banco y a los que estaban presentes, no tardó en llegar la policía estatal y municipal para tratar de controlarlo.

Dos elementos ingresaron al banco para someterlo, hablaron con él y el sujeto pedía la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La policía iba a utilizar métodos que no pusieron en riego la vida de la persona, como gas lacrimógeno, la ayuda una perro de la policía, y el hombre disparó contra los elementos policiacos, donde resultaron heridos”.

Los elementos repelieron la agresión y lo abatieron.

“Se trató de controlar la situación por medio del diálogo, pero esta persona respondió disparando y no íbamos a permitir que se arriesgara a ningún civil”, afirmó el mandatario estatal en gira por Atotonilco, Hidalgo.

Fayad aseguró que ambas policías están capacitadas para dar respuesta en casos extremos, por lo que “puedo informar que hubo seguridad en todo momento para las personas que estaban dentro del banco”.

Autoridades acordonaron y evacuaron la zona.