Redacción.

Familiares de Roberto Cárdenas Rosas, detenido en el penal de la Villa de Etla, se manifestaron en el Palacio de Gobierno, pues aseguran que es un preso político.

 Su esposa, Francisca Conde, denunció discriminación, impunidad y corrupción durante el proceso de su pareja, a quien se le acusa de doble homicidio en San Miguel Copala.

Aseguró que Cárdenas Rosas ha estado preso desde el 200 por una orden de aprehensión fabricada, por lo que ha iniciado una huelga de hambre dentro del penal. Espera que su caso sea atendido por las autoridades.