Luis Carrasco.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) no cumplió con los tiempos para poder procesar a las 18 personas que fueron detenidas hace unos días por ciudadanos de la colonia José López Portillo, en Santo Domingo Tehuantepec.

Y es que, en una conferencia de prensa, José Matus Cruz, Vicefiscal del Istmo de Tehuantepec, se quejó que los tiempos de la Fiscalía son limitados para procesar a las 18 personas a la vez; además, se excusó alegando que no cuenta con el personal suficiente para cumplir con la ley.

Esto, provocó que incluso la edil de Tehuantepec, la morenista Vilma Martínez Cortés, acusara a la Fiscalía de dejar libres a los delincuentes, por lo que exigió a Rubén Vasconcelos Méndez que se haga cumplir la ley y se aplique la justicia contra los asaltantes.

Sin embargo, al tiempo que Martínez Cortés salía a victimizarse por el mal trabajo de la Fiscalía, pobladores de la colonia José López Portillo salieron a violentar las calles aledañas al Cuartel de la Policía Municipal de Tehuantepec la noche de este miércoles, ya que presuntamente un familiar de la edil pretendía resguardar a los delincuentes y ponerlos en libertad por cuenta propia.

Ante la situación, los policías municipales pidieran auxilio ante la intención de los ciudadanos de linchar a los asaltantes, y dijeron estar hartos de hacer su trabajo deteniendo a los delincuentes, y que días después los dejen ir sin ninguna mínima sanción.

Por ello, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), dependientes de la Fiscalía de Oaxaca, y junto a la Guardia Nacional, se apersonaron en el Cuartel de la Policía para salvaguardar a los delincuentes en lugar de poner orden en el enfrentamiento; con el uso de sus armas de fuego, la AEI rescató a los 18 asaltantes, momento en que se presume que algunos de ellos se dieron a la fuga.

Este caso quedará en la lista de otros más en los que la Fiscalía prefiere defender a los delincuentes, en lugar de aplicar la justicia y brindar seguridad a la ciudadanía que ha sido víctima de robos, ataques armados y demás delitos.