Luego de que ayer acusara boicot de tres empresas para no vender a su gobierno medicamento contra el cáncer, en su visita al hospital rural de Mamantel, en Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en su gobierno no se permitirán los chantajes para mantener privilegios.

“Ya les expliqué que apenas tres empresas no quisieron vendernos las medicinas que se necesitan para niños con cáncer, nos querían chantajear, pero di la orden de que se comprara en el extranjero y ya ayer llegó desde Francia, y así todo lo que se necesite si no se consigue aquí, lo conseguimos en cualquier país del mundo”, dijo.

Agregó que para su administración, la salud es primero por lo que no se va a permitir ningún tipo de chantaje.

“No se va a dar marcha atrás en el combate contra la corrupción, se acabó, yo no soy tapadera de nadie, no soy alcahuete ni cómplice de corrupción”, manifestó y reiteró que seguirá trabajando para que la atención médica y la entrega de medicinas sean gratuitas en todo el país.

Pide subir sueldo a policías

Además, el Presidente reveló que un grupo de policías estatales de Campeche lo interceptó para solicitarle mejoras salariales, por eso pidió al gobernador Carlos Miguel Aysa González que revise el asunto.

“En Escárcega me detuvieron unos policías, pido respeto para ellos, porque me entregaron su petición de que ganan muy poco, me dijeron que ganan 6 mil pesos, muy poco”, expresó durante su visita al hospital rural.

En ese sentido, López Obrador manifestó que es muy importante mantener bien pagadasa las policías, para garantizar que hagan su trabajo y exhortó al mandatario a atender el llamado.

Vía La Razón.