Enrique Balbuena.

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Un hombre que fue herido con proyectiles de arma de fuego de grueso calibre, murió al recibir atención médica en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Santiago Juxtlahuaca.

De acuerdo con el reporte policial, a las 10:20 horas, a los elementos de la Policía Municipal les informaron que había una persona herida, cerca de un vehículo, sobre la calle Manuel Escobedo casi esquina con la vía Oaxaca, del barrio Santo Domingo.

Al lugar se apersonaron los uniformados, ahí encontraron tirado sobre la vía de terracería a un hombre de aproximadamente 70 años de edad, quien presentaba lesiones de proyectil de arma de fuego en la pierna derecha y espalda.

Cerca se hallaba un vehículo de color azul, marca Chevrolet, tipo Chevy, con placas de circulación TLF-1830 del estado de Oaxaca, cuya puerta trasera del lado izquierdo se encontraba abierta.

En el asiento trasero había manchas de sangre, así como un sombrero de palma, y en el piso se halló un elemento balístico cuyo calibre se desconoce.

El lesionado de inmediato fue trasladado al hospital del IMSS, por los uniformados municipales con el apoyo del personal de la Protección Civil.

Otros elementos municipales y estatales resguardaron el lugar, al mismo tiempo informaron de lo ocurrido al personal de la Fiscalía.

Minutos después, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), se presentaron a realizar la inspección del vehículo, así como del lugar y aseguraron los posibles indicios.

Fue a las 11:00 horas, cuando el hombre de la tercera edad, falleció a consecuencia de las lesiones producidas por proyectiles de arma de fuego -cuyo calibre se desconoce- una la tenía en la pierna, del lado derecho y la otra herida en la espalda.

La identificación legal la realizó la esposa del occiso, quien informó que respondía al nombre Juan Severiano C. C. de 75 años de edad, originario y con domicilio en el municipio de Santiago Juxtlahuaca.

Los agentes abrieron una carpeta de investigación por lo ocurrido, en contra de quien o quienes resulten responsables.