Las condiciones para el regreso a clases presenciales en México no están sentadas todavía y hace falta una planeación para garantizar un retorno seguro a las aulas, coincidieron varios especialistas.

“La decisión sin duda es precipitada, es improvisada, le hace falta planeación y se da en uno de los peores momentos de la pandemia”, afirmó Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa de Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM.

Durante su participación en el foro EF Meet Point Virtual “Regreso a Clases ¿Decisión de quién?”, organizado por El Financiero, la experta aseguró que es necesario fijar una estrategia de contención de infecciones y no de administración de contagios.

No obstante, agregó que existen estrategias que podrían implementarse como la aplicación de pruebas de antígenos para evitar la propagación del virus entre casos asintomáticos.

México no tiene clases presenciales desde marzo de 2020 de forma generalizada en el país, que tiene la cuarta cifra más alta de muertes por COVID-19 en el mundo, con más de 255 mil decesos y más de 3.2 millones de casos.

El retorno a las aulas ha generado críticas porque ocurrirá en plena tercera ola de contagios de COVID-19, que el miércoles marcó un récord de cifras de muertes durante la tercera ola, con 986.

Ante este panorama, la experta dijo que para volver a las clases se requiere que haya un nivel muy bajo de contagios, lo cual incidirá en que el regreso a las aulas tenga un riesgo controlable.

Cubrebocas y ventilación son claves

Ximénez-Fyvie señaló que entre las claves para lograr un retorno seguro están el cubrebocas que “debe ser el mejor amigo de todos” y una ventilación adecuada.

“Además de vigilar la calidad del aire para saber cuál es el riesgo de contagio”, afirmó.

En el caso de que los salones no tengan una ventilación adecuada, dijo que es necesario que existan purificadores de aire que ayuden a reducir el riesgo de contagio.

Asimismo, puntualizó que debe proveerse a los niños de cubrebocas adecuados, tricapa, que cubran bien nariz y boca y educar a los pequeños a que lo porten la mayor parte del tiempo.

Lamentó que la situación de la pandemia en niños ha sido minimizada y recordó que el Registro Nacional de Población (Renapo) con base en datos del Registro Civil suma 2 mil 80 actas de defunción de menores de 20 años que tienen registrada como causa de muerte el COVID-19.

Actuar en conjunto

Luis Arturo Solís, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, mostró su preocupación ante el poco apoyo que las familias han recibido de los Gobiernos tanto federal como estatales.

Señaló que es necesario que los padres empiecen a tomar las riendas de este regreso y actúen en conjunto con las escuelas para garantizar un regreso seguro.

“Nosotros como padres de familia tenemos que ir a las escuelas y generar protocolos de acuerdo a la naturaleza y las condiciones que tenemos”, insistió.

Alfredo Villar, fundador y presidente de la Asociación Nacional para el Fomento Educativo, coincidió en que es necesaria una “participación activa de la sociedad” para buscar soluciones.

“Lo que nos corresponde es buscar a nosotros y no esperar a que el Estado diga qué se puede o no hacer”, zanjó.

Con información de EFE

Nota de origen: https://lopezdoriga.com/nacional/regreso-clases-presenciales-mexico/

Fotografía de fuente original: @UNICEFMexico