La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) que encabeza Heliodoro Díaz Escárraga, realizó la Semana Estatal de Ciberseguridad, en las cuales destacaron conferencias sobre cómo mantener a la ciudadanía más segura en línea.

Dichas ponencias se hicieron con la finalidad de promover los beneficios de un internet más seguro a nivel global, a través de la prevención, capacitación, difusión y concientización.

La Unidad de la Policía Cibernética de la SSPO, convocó a personas expertas, de renombre internacional, a abordar los principales temas de actualidad en ciberseguridad, dando a conocer factores de riesgo y elementos de protección para el uso responsable y seguro de las tecnologías.

En el cuarto día, participaron Lorenzo Martínez, Director de Securízame International Speaker at Security Conferences; Reynaldo González Flores, Capacitador Certificado en temas de Prevención del Delito en Oaxaca; y Carlos Richeri, Fiscal General de Chubut, Argentina y titular del Equipo Fiscal de Género Esquel con las ponencias Algunos riesgos de ciberseguridad en sistemas de información, Prevención de la extorsión telefónica y Violencia de género digital, respectivamente.

Lorenzo Martínez recomendó para mejorar la ciberseguridad en organizaciones y en casa; mantener actualizados los programas y sistemas operativos al 100%, practicar hábitos sanos de navegación, obtener un software antivirus de paga y respaldar la información relevante en diferentes medios de almacenamiento, entre otras.

Reynaldo González sugirió las maneras más adecuadas de manejar la información personal en llamadas telefónicas, para evitar ser víctimas de la extorsión. Dijo que la forma más recomendable de responder las llamadas telefónicas es evitando dar información que revele la identidad de las personas.

Asimismo cuidar identificaciones y recibos de trámites personales, evitar el registro obvio de contactos telefónicos y socializar un plan de contingencia familiar en caso de extorsión.

Carlos Richeri orientó sobre el proceso legal a seguir en caso de ser objeto de violencia de género digital.