Constanza Ríos.

Pobladores del municipio de Ánimas Trujano bloquearon los accesos de las oficinas a cargo de la Delegación Estatal de la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), para exigir una mesa de trabajo.

Los manifestantes señalaron que exigen la indemnización por 32 hectáreas que pertenecen a dicha localidad, mismas que fueron utilizadas para el Aeropuerto Internacional de Oaxaca.

“Estamos en la mejor disposición para continuar con las mesas de diálogo”, declararon los afectados, quienes acusaron a Pablo Lazo Aquino, funcionario de dicha dependencia federal, de frenar los avances en los acuerdos entre ambas partes.

“El día de hoy nos citaron a las 11 de la mañana, no ha hecho acto de presencia, y es una burla”, expresaron en molestia ante la actitud del funcionario, por lo que exigieron que Lazo Aquino quede fuera de las negociaciones.

Por último, en caso de no ser atendidos este mismo día, los manifestantes amagaron con tomar otras medidas de presión para obtener una respuesta.