Enrique Balbuena

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca. –  El síndico municipal de Santiago Tamazola, Oscar S. R. y su esposa, lograron escapar de unas personas que los privaron de su libertad el 13 de octubre del presente año.

De acuerdo con información policial, el síndico con su esposa acudió a un paraje de esa población, a bordo de una camioneta propiedad del Ayuntamiento.

Las autoridades alrededor de las 13:00 horas, al ver que no regresaba a su domicilio y a su trabajo, iniciaron con su búsqueda.

Después de varias horas de búsqueda, hallaron la camioneta, la cual sólo tenía en el interior las pertenencias del síndico y de su esposa.

Del aparente secuestro, dieron aviso al personal de la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, quien después de las varias indagaciones, abrió una carpeta de investigación por la desaparición de ambas personas.

Elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, así como otras corporaciones de índole estatal, realizaron un operativo de búsqueda en Santiago Tamazola y comunidades aledañas, con el objetivo de encontrar al procurador y su esposa.

Los localizan en Nuchita

Alrededor de las 14:00 horas, habitantes de la agencia municipal de Guadalupe de Morelos, San Jorge Nuchita, vieron caminando descalza por una cañada a Maribel H. A., quien manifestó ser esposa del síndico de Tamazola.

La mujer, quien no presentaba heridas visibles, manifestó que se dirigía a pedir ayuda para que rescataran a su esposo que se había caído en una barranca.

Los habitantes llegaron al lugar donde les indicó la fémina, en la barranca de Las Pilas, en la jurisdicción de Guadalupe de Morelos.

De inmediato rescataron al síndico municipal de la hondonada de aproximadamente 10 metros, quien presentaba golpes en la cabeza y cuerpo, además de lesiones producidas por proyectil de arma de fuego, cerca del abdomen y en la mano izquierda, así como una fractura expuesta en la rodilla izquierda.

Las víctimas de aparente secuestro revelaron que la noche del 13 de octubre, escaparon de las personas que las tenían privadas de su libertad, pero al momento de realizarlo fueron atacados por proyectiles de arma de fuego.

Agregaron que mientras corrían por la maleza, el síndico resbaló y cayó a la barranca de donde fue rescatado.