Las huellas de decenas de niños mayas fueron encontradas al interior de una cueva de Yucatán, las cuales podrían tener una antigüedad de al menos 1,200 años.

Se trata 137 huellas plasmadas en rojo y negro al interior de la cueva, localizada justo debajo de una ceiba de aproximadamente 15 metros de altura, al norte de la península mexicana de Yucatán.

La cueva podría haber sido escenario de rituales

Se cree que la cueva en la que se encontraron las huellas de niños mayas pudo haber sido escenario de rituales mayas y que las huellas son los vestigios de un ritual de iniciación en el periodo prehispánico en el que los menores transitaban de la niñez a la pubertad.

“Ellos imprimían en las paredes sus manos en color negro que significa la muerte, eso no quiere decir que los fueran a matar, es una muerte desde el punto de vista ritual; después de pasar tiempo en la cueva, los niños mayas imprimían sus manos ya en color rojo que quiere decir guerra o vida y salían a tener contacto con el resto de la sociedad de una manera segura”, añadió Sergio Grosjean, arqueólogo independiente que encabeza a un grupo de investigadores, a REUTERS.

El investigador también mencionó que en la cueva se encontraron otros artefactos que aún analizarán para conocer su función en los rituales.

Añadió que entre los objetos hallados en la cueva se encontraron también un rostro labrado y seis relieves con pinturas, que datan de entre los años 800 d.C. y 1,000 d.C.

Con información de REUTERS

Nota de origen: https://www.adn40.mx/mexico/huellas-ni%C3%B1os-mayas-cueva-yucatan-erv