Redacción.

Este jueves 13 de febrero, autoridades federales informaron la detección de un caso sospechoso más en el país del COVID-19, nombre oficial del coronavirus de China otorgado por la Organización Mundial de la Salud (OMS); esta vez, en Oaxaca.

De acuerdo con un informe presentado por la Secretaría de Salud (Ssa), se trata de una mujer de 60 años “manejada de forma hospitalaria por presentar antecedente de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) con sintomatología leve. El caso se encuentra estable”.

Éste, se suma a otros 15 que fueron detectados en otros estados mexicanos con anterioridad, mismos que fueron descartados luego de realizar los estudios pertinentes; los casos negativos fueron registrados en Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Estado de México y la Ciudad de México.

Por su parte, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informaron que el caso presentado en la entidad está bajo análisis, y se espera que obtengan el resultado de laboratorio definitivo en 48 horas.

La dependencia estatal explicó que todo inició con el aviso de los servicios hospitalarios de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes informaron sobre una paciente con sintomatología respiratoria aguda, y con antecedentes de haber viajado a China.

Es el mismo personal médico militar quien está a cargo de la vigilancia y atención de la mujer de 60 años hasta obtener los resultados de las muestras de exudado faríngeo y nasofaríngeo, que fueron enviadas al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre).

Donato Casas Escamilla, titular de SSO, dijo que la mujer “permanecerá en situación de observación y en aislamiento hospitalario; asimismo, se realizaron las investigaciones correspondientes dando cumplimiento al protocolo de seguridad establecido por la Secretaría Federal, por lo que se blindó el entorno de la paciente”.

Por último, el funcionario estatal hizo un llamado a toda la población oaxaqueña para tomar medidas de higiene como lavarse las manos frecuentemente, utilizar las recomendaciones de estornudo de etiqueta, no tocarse la cara con las manos sucias, limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común.

Del mismo modo, instó a no acudir a lugares concurridos, usar cubre bocas, no auto medicarse y asistir de inmediato a la unidad médica más cercana, en caso de presentar síntomas respiratorios similares a los del COVID-19.