La crisis que vive Líbano tras el anuncio de reformas económicas y que ha lanzado a miles de civiles a protestar a las calles no ha hecho que los ciudadanos pierdan su humanismo.

Un video se ha viralizado porque el auto de una familia quedó atrapado en una de las movilizaciones que exigen un alto a la corrupción en Beirut, de pronto los manifestantes se percataron que un bebé está espantado al interior del vehículo.

De forma espontánea, los civiles comienzan a bailar y cantar la famosa canción infantil Baby Shark, incluso imitan los movimientos de un tiburón para calmar al menor.

El primer ministro Saad Hariri anunció recientemente reformas económicas, lo que provocó la molestia de los civiles que exigen un alto a la corrupción en el país.