“Seguro le darán el Benois, hizo un gran trabajo y se lo merece”, presagió el reconocido coreógrafo español Nacho Duato, en entrevista con Aproen abril pasado, sobre la nominación Benois de la Danza 2019 a Elisa Carrillo. Y su presagio se hizo realidad: la mexicana acaba de obtener el máximo galardón del ballet a nivel internacional.

El galardón en la categoría de “Mejor bailarina” se entregó durante noche de este martes –horario de Moscú, Rusia–, en el Teatro Bolshoi (construido a finales del siglo XVIII), por su papel de Julieta en la obra Romeo y Julieta, coreografía precisamente de Nacho Duato, que fue estrenada en mayo de 2018 por el Ballet Estatal de Berlín (Staatsballett Berlin) donde Carrillo es primera bailarina desde 2011.

La ceremonia inició a las 19 horas e incluyó una gala de ballet, cuyas ganancias se destinarán a ayudar a bailarines y coreógrafos retirados en el legendario recinto cultural, después la premiación, ahí la bailarina recibió la estatuilla con la imagen de una pareja de bailarines, y expresó:

“Quiero darle gracias primero a Dios y a mi familia… porque siempre me ha apoyado; a la gente en México que ha creído en mí y a quienes me dieron la oportunidad de formarme, a quienes me abrieron las puertas en Europa: el Stuttgart Ballet, el Staatsballett Berlin y a sus directores.

“Todos ellos me ayudaron a crecer artísticamente y a lograr este premio que dedico especialmente a mi país, México, y al Estado de México, mi patria chica”.

Con el Benois de la Danza, la bailarina mexiquense –quien tendrá una gala de ballet el próximo 2 de julio en el Auditorio Nacional—, se convirtió en la primera bailarina de nacionalidad mexicana y única latinoamericana en obtener los tres premios más importantes de la danza clásica: el del Festival Internacional Dance Open de San Petersburgo (2013), El Alma de la Danza (2019), y ahora el Benois de la Danza (2019).

El Premio Benois de la Danza ha distinguido a primeras figuras en la danza como Alicia Alonso, Mikhail Baryshnikov, Boris Eifman, Natalia Osipova, Julio Bocca y, el año pasado a otro mexicano: Isaac Hernández.

El Benois de la Danza lleva el nombre de Alexandre Benois (Rusia, 1870-Francia, 1960), pintor, curador y crítico de arte, además de ser una de las figuras más prominentes en la historia de la danza clásica, pues escribió el libreto de ballets como Sherezada, Sylvia y El pabellón de Armida; realizó decorados o vestuarios para Las sílfides, Petrushka y Giselle, y contribuyó a la creación de El pájaro de fuego, entre otras piezas.

Vía Proceso.