Luis Carrasco.

Para la aplicación de pruebas periciales hoy en día, se requiere una evolución en el conocimiento, el cual requiere de un análisis crítico de su valor en el juicio; por lo que Eduardo Pinacho Sánchez, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJEO), consideró importante contar con herramientas para mejorar dicha práctica.

Durante la presentación del Manual de Prueba Pericial creado por Carmen Vázquez Rojas, perteneciente a la plantilla académica de la Escuela Federal de Formación Judicial, el Magistrado Presidente del TSJEO consideró que este instrumento ayudará a contar con una mejor aproximación a los hechos.

“Esta valoración debe ser fundamentada en criterios objetivos que permitan limitar el margen de error y ampliar la certeza jurídica sobre los elementos a juzgar”, refirió Eduardo Pinacho Sánchez.

Agregó que el modelo educativo que plantea la doctor Carmen Vázquez trata el conocimiento experto, “en el cual el juzgador se ha informado, y partiendo de la comprensión de dicha información, podrá formar su propio jucio”.

Esto, dará como resultado un estudio pericial completo y riguroso, así como establecer una instancia consultora independiente que ayude a la decisión judicial al menos en situación de mayor dificultad; además de la formación de los jueces mediante programas educativos.

“En la época contemporánea, con la relevancia que supone el juzgador decidir auxiliándose de conocimiento experto, se requiere de capacitación en relación al razonamiento probatorio y áreas expertas básicas”, expresó Pinacho Sánchez.

Finalmento, puntualizó que “vivimos tiempos de constante cambio, la ciencia ha rebasado por mucho los límites de nuestra imaginación y ha aterrizado en realidades complejas que requieren de operadores jurídicos con conocimiento multidisciplinar”, por lo que dicho manual es un paso a la aproximación a lo que nuestra nueva realidad en la aplicación de la ley demanda.