Redacción.

Muchas mujeres, la mayoría si se podría decir, en algún momento de sus vidas tienen el anhelo de convertirse en madres, y es por ello que se preparan para darles lo mejor a sus hijos.

Pero, hoy en día, ¿cuánto cuesta ser mamá?

El camino de la maternidad empieza desde el embarazo, en donde las consultas al doctor, análisis médicos y medicamentos como vitamínicos son indispensable para una correcta gestación; en esta etapa, una mujer podría llegar a gastar hasta 80 mil pesos, esto sin considerar las clases perinatales, la ropa de maternidad y los gastos durante el trabajo de parto, lo cual podría incrementar los gastos hasta 150 mil pesos, dependiendo la clínica en la que la madre decida dar a luz.

Aunado a ello, está el comprar los muebles, pintura, ropa y demás aditamentos para acondicionar el cuarto para el bebé, gastos que rebasarían los 200 mil pesos para los primeros meses, ya que, como es bien sabido, conforme los niños van creciendo, la cuna, ropero, y juguetes van cambiando, hasta incluso la ropa, que, como dicen las abuelas, los bebés dejan rápido la ropa por la velocidad en la que crecen.

Pañales, biberones, chupones, fórmula láctea, papillas, medicamentos para la gripa, gases o demás enfermedades comunes en los niños; son otros gastos que enfrentan las mamás, que pueden llegar a convertirse en una deuda de hasta 150 mil pesos anuales.

Igualmente, hoy en día las mamás tienen la afición de ofrecer a sus hijos un aprendizaje temprano, por lo que acuden a cursos o clases especializadas para mejorar el desarrollo motriz y sensorial; esto podría implicar un gasto de 20 mil pesos al año.

A los tres años, es hora que los niños acudan al preescolar, lo que implica gastos de uniforme, comida, material educativo, mochila, lonchera y gastos extras para cuando se requiera, como por ejemplo, los festivales escolares, disfraces, y esto sin tomar en cuenta el costo de inscripción y mensualidades que rondan los 10 mil pesos mínimo.

Además de estas compras o pagos, están las fiestas de cumpleaños, donde algunos padres “tiran la casa por la ventana” para festejar un año más de vida de sus hijos.

Definitivamente, los primeros años de los hijos conllevan grandes gastos para la familia, lo que genera que actualmente las parejas decidan tener solo uno o dos bebés, y esto podría complicarse más para una mujer si, por distintas razones, termina separada o decide ser madre soltera desde el inicio del embarazo, por lo que contar con un trabajo estable y bien remunerado es esencial para mantener a su hijo.