Luis Carrasco.

Para que en el estado de Oaxaca sea una realidad el regreso a las aulas, luego de más de un año con clases virtuales como consecuencia de la pandemia del Covid-19; se deberá formar equipo entre personal docente, autoridades estatales y municipales, así como padres de familia, para proteger la salud de la comunidad estudiantil.

Así lo señaló Francisco Ángel Villarreal, director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), quien este día cumplió con su comparecencia ante integrantes de la 64 Legislatura del Congreso Local.

En este tenor, el titular del IEEPO manifestó que el 25 por ciento de los planteles educativos en Oaxaca, determinaron volver a las aulas de manera semipresencial, localizadas principalmente en la región de los Valles Centrales; esto quiere decir, “van a la escuela un determinado número de horas un determinado número de alumnos, y a la semana van un par de días, y los otros días seguirán trabajando a distancia”.

Para este mecanismo, los estudiantes de educación básica, contarán con el apoyo de los libros de texto gratuitos, así como las plantillas que fueron proporcionadas al personal docente, para que así puedan seguir con la enseñanza aún en comunidades donde no existe un acceso al internet.

“Los maestros van de manera semipresencial durante este periodo de pandemia, un par de veces al mes según lo defina la comunidad, revisan y dejan tareas; ya las madres y padres de familia le dan seguimiento y ahora en Oaxaca todos somos maestras y maestros”, refirió Francisco Villarreal.

Acerca de los insumos para las escuelas que decidieron aplicar las clases semipresenciales, el director del IEEPO abundó que se deberá formar un equipo para ver a quién le corresponde proporcionar los mismos, ya sea el gel antibacterial, jabón, la limpieza de las aulas, entre otras índoles.