Trece personas —cinco mujeres, siete hombres y un menor de edad— han sido asesinadas este viernes en un ataque que un grupo armado perpetró en una fiesta privada en Minatitlán, un municipio en el sur del Estado de Veracruz, según han informado las autoridades locales a la agencia Efe.

Los hechos ocurrieron a las nueve de la noche en una región petrolera duramente golpeada por la delincuencia organizada. Los testigos de los hechos señalaron a la prensa local que unos hombres armados entraron en una fiesta privada que se llevaba a cabo en la palapa (restaurante) La Potra, ubicada en la colonia Obrera de la cabecera municipal. La información oficial cuenta que los agresores irrumpieron en el local preguntando por un hombre conocido como El Beky, pero los asistentes intentaron impedirlo, por lo que fueron atacados a tiros y acribillaron a las 13 personas. Hay además tres hombres y una mujer heridos, según un comunicado que han emitido las autoridades estatales.

El Beky es señalado como propietario de un bar ubicado en el municipio de Minatitlán, según ha informado la policía local a la agencia Afp. El Gobierno ha desplazado al Ejército mexicano, a la marina y a la Policía Estatal, quienes han montado un operativo para dar con los autores del ataque. Aunque, de momento, no hay ningún detenido. La ciudad de Minatitlán, donde se asienta una refinería, ha sido golpeada por la violencia en la última década y el principal delito que se comete es el de secuestro de directivos del petróleo, doctores, maestros y ganaderos. “Las fuerzas federales se encuentran desde el primer momento, en apoyo de las instancias estatales, desplegando un operativo de búsqueda y captura de los responsables”, ha afirmado el Gobierno en un comunicado.

En diciembre de 2018 llegó al poder el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, del mismo partido en el Gobierno federal, con la promesa de disminuir en un periodo de dos años los altos niveles de violencia.