Comunicado.

El diputado federal Azael Santiago Chepi dio a conocer que la Ley General de Educación es progresista e incluyente, que los planes y programas de estudio estarán basados de un eje de orientación integral, que promueva el pensamiento lógico matemático, el conocimiento científico, el pensamiento filosófico, la comprensión lectora, el dominio de habilidades digitales, y programas de estudio congruentes con la vida cotidiana de las y los mexicanos.

Lo anterior, durante su participación en la Tribuna de la Cámara de Diputados, durante la discusión de los dictámenes de las leyes secundarias en materia educativa, donde también, afirmó que la nueva norma propone que la educación tenga un carácter universal, garantice la gratuidad, mantenga su perfil laico, que sea obligatoria hasta el nivel superior, democrática, integral, equitativa, inclusiva e intercultural, además, responde a los contextos regionalizados, y reconoce que México es una nación plurilingüe y multicultural.

“Como legislador, pero principalmente como maestro normalista que ha vivido y sentido de cerca el impacto que provocó el abandono gubernamental en el tema educativo, me siento comprometido ética, moral y políticamente con este proyecto”, aseguró.

Así también, el legislador del grupo parlamentario de Morena enfatizó que la nueva ley pone en el centro a las niñas, niños, jóvenes y educandos, como los sujetos más importantes de la educación que imparte el Estado mexicano; y a las maestras y maestros como los agentes generadores de la transformación social.

Por otro lado, Santiago Chepi señaló que la nueva escuela mexicana aspira a consolidar centros de aprendizaje vinculados a la comunidad e integrando a las familias en el proceso educativo, que establezca la obligación de las madres y padres de familia a hacerse partícipes del proceso de sus hijas e hijos de manera activa, fortaleciendo las asociaciones de padres de familia.

“Diputadas y diputados, es tiempo de transformar la educación. No me refiero a copiar a modelos internacionales que no se adaptan a la realidad mexicana ni tampoco a culpar al magisterio por los problemas que enfrenta la educación. Transformar la educación es promover una cultura de paz, democracia y no discriminación, que además de impartir saberes, educa para la vida y el desarrollo”, afirmó.

Finalmente, subrayó que con esta nueva Ley General de Educación también se atenderán a las poblaciones históricamente vulnerables y marginadas, ya que la prioriza la educación indígena e intercultural.