Redacción.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) señaló que se buscará abrir carpetas de investigación en contra de las personas que difundan fotografías, videos y audios que atentan contra la privacidad de María Elena Ríos Ortiz, quien fue atacada en septiembre de 2019 con ácido.

De acuerdo con dicho órgano, la difusión de dicho material podría entorpecer las investigaciones que se llevan cabo respecto a la agresión que recibió la saxofonista en su domicilio ubicado en Huajuapan de León.

Por otro lado, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) señaló mediante un comunicado que estos materiales que se difunden por redes sociales vulneran los derechos humanos y agreden a la artista cuando ella y su familia se encuentran en la búsqueda de justicia.

También, señaló que este acto perjudican los estereotipos de género, y con ello se favorece la revictimización de las mujeres que han sufrido violencia, por lo hizo un llamado a no difundir el material para proteger a María Elena del daño físico y psicológico que le dejó la agresión sufrida el 11 de septiembre del año pasado.