Constanza Ríos.

Padres de familia del Centro de Asistencia de Desarrollo Infantil (CADI) número dos, protestaron por problemas administrativos por parte de los directivos de la institución.

Andrea Ramírez explicó que, desde el mes de marzo, “se llevaron a cabo reparaciones de drenaje de la institución, que nunca nos avisaron y nos dejaron sin clases 20 días” y, pese a ello, los directivos del plantel les cobraron la mensualidad de dicho lapso pese a que no prestaron servicios.

Además, dijo, los padres de familia, al no contar con una notificación previa de la suspensión de labores, tuvieron complicaciones para el cuidado de sus hijos ya que “la mayoría de las madres somos personas que tenemos que trabajar y venir a dejar a nuestros niños acá”.

Ante tal situación, dicho plantel les dijo que, en caso de requerir tal descuento en su cuota mensual, tendrían que acudir a diferentes instituciones públicas para realizar varios trámites; “aquí ya están sobrepasando los límites, nos traen de arriba para abajo sin darnos respuesta”, señaló la madre de dos niños que acuden al CADI ubicado en la colonia Miguel Alemán.

Los padres, al querer entablar un diálogo con la directiva, denunciaron que “se pusieron agresivos, incluso ofensivos” por lo que pidieron la destitución de dicho personal.