Enrique Balbuena.

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Integrantes de Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), realizaron una manifestación este jueves a las afueras de las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de Huajuapan de León, ya que acusan que la empresa realiza cobros excesivos y da un mal servicio en la mayoría de las comunidades de la región Mixteca.

El líder de MAIZ a nivel nacional, Omar Esparza Zarate, informó que en diversas mesas de diálogo que han tenido con directivos, han señalado los supuestos abusos por parte del personal de dicha empresa.

Indicó que, entre las comunidades denunciantes, está la comunidad de Concepción Porfirio Díaz, del municipio de San Miguel Amatitlán, San Juan Mixtepec, Tezoatlán de Segura y Luna e incluso de la ciudad de Huajuapan.

“Sobre todo en sus pozos son altos cobros. Existe una serie de irregularidades que hemos denunciando siempre, no es de ahorita, ha sido mucho tiempo. Tenemos un mal servicio de energía eléctrica, por los cables que son muy viejos, a veces en comunidades se va la luz y tardan semanas o días en arreglar, sobre todo en los tiempos de lluvia”, reveló.

Señaló que la energía eléctrica debería ser un derecho humano, ya que es producida en México, además de que en estos tiempos de pandemia el gobierno debería implementar la condonación del pago.

Esparza Zarate recalcó que como MAIZ también exigen la presentación con vida de Sergio Rivera, defensor del territorio y opositor a la represa hidroeléctrica Coyolapa-Atzalan, en la Sierra Negra de Puebla.

“Estamos haciendo un llamado a la gente, a la sociedad civil, como todo el tiempo lo hemos hecho, nos hemos manifestado para hacer visible nuestra inconformidad y decirle a la gente que debe de organizarse. Más allá de gobiernos populistas, de derecha, izquierda o centro, la gente debe de organizarse para exigir o pelear por sus derechos”, expresó.

Señaló que, en caso de que se diera una mesa de diálogo con los directivos, pedirían una pronta solución a las diversas demandas que tiene pendiente la empresa con las comunidades.

Los manifestantes dejaron libre el acceso a los cajeros de Comisión Federal de Electricidad, para que los usuarios pudieran pagar sus recibos de energía eléctrica, únicamente cerraron las oficinas. Colocaron en la fachada una manta y cartulinas en donde plasmaron sus inconformidades.