Luis Carrasco.

En los límites de San Marcial Ozolotepec y San Mateo Piñas, municipio de la Sierra Sur de Oaxaca, un ejemplar de jaguar murió luego de comerse los restos de un burro, mismo al que había atacado previamente.

Incluso, autoridades municipales de San Mateo Piñas señalaron que el propietario del burro, luego de ver que el jaguar había atacado al animal y después se fue, puso veneno en la carne que había dejado el felino, con la intención de que muriera en caso que regresara a comer.

Respecto a este tema, Alejo Ramírez, síndico municipal de dicho municipio, acusó a María del Socorro Adriana Pérez García, delegada de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Oaxaca, de hacer caso omiso a sus peticiones para la conservación y reintroducción de fauna silvestre en la zona; sin embargo, la funcionaria ha hecho caso omiso.

En el mes de enero de 2021, las autoridades municipales de San Mateo Piñas le pidieron a la Semarnat la implementación de planes de acción para la conservación, manejo, control y reintroducción de esta fauna silvestre; esto, como consecuencia de diversas denuncias de ataques de felinos a animales domésticos.

Aunque el escrito fue recibido por la Delegación Estatal el 14 de enero, hasta el momento ningún personal a cargo de María del Socorro Pérez, ha dado una respuesta a su petición, por lo que exigieron a la Semarnat, a nivel federal, tomen cartas en el asunto, ya que los pobladores de San Mateo Piñas viven en riesgo por los ataques de la fauna silvestre de la zona.