Constanza Ríos.

Diversas agrupaciones de abogados de Oaxaca exigieron una disculpa pública y la renuncia del diputado César Morales Niño, quien también funge como presidente de la Mesa Directiva de la 64 Legislatura del Estado.

Igualmente, los litigantes redactaron un oficio en donde declaran a Morales Niño como “persona non grata”, el cual será entregado al Congreso de Oaxaca y al Gobierno del Estado para su publicación en el Diario Oficial.

Estas exigencias, se derivaron luego de hacerse públicas las declaraciones del diputado del Partido del Trabajo, en donde señaló a los abogados como “la gente más ruin que puede haber”.

Los abogados, le recordaron a Morales Niño que, si cuenta con el cargo de diputado local, es porque la ciudadanía así lo quiso, por lo que “así como lo pusimos, podemos pedir su renuncia”.

Por ello, ante una violación a los derechos humanos de los litigantes, exigieron una disculpa pública, así como su renuncia “por la ineptitud que ha tenido en la Cámara”.