Una persona podría subir un kilo de peso semanal, dependiendo de su cuerpo, hábitos alimenticios y sedentarismo.

¿Te preocupas porque ya comenzaste a ver que aparecen las odiosas llantitas en la cintura? Una persona podría estar subiendo de peso, un kilo por semana, durante la Cuarentena dependiendo de su cuerpo, alimentación y sedentarismo. Que no te engañen los videos y productos milagro que prometen bajar varios kilos fácil y rápido. ¡Ten cuidado!

En este tiempo es importante que tu mente y cuerpo estén fuertes y sanos para evitar enfermarte. Las dietas y ejercicios físicos debes consultarlos con profesionales porque de lo contrario podría resultar contraproducente, advierte la entrenadora física Bertha Gutiérrez, en entrevista con El Heraldo de México.

“Una de las ideas más erróneas que tienen las personas es pensar que una dieta siempre va a ser alimentación con algún déficit calórico en donde puede verse intervenida una falta de suministros vitamínicos o proteícos.

El hecho de poder hacer una dieta no quiere decir que debes dejar de alimentarte de la manera correcta. Puedes estar omitiendo alimentos que no te sean muy nutritivos y que no te estén ayudando a fortalecer tu sistema inmunológico pero que sí estén haciendo que subas de peso y aumentando tus porcentajes de grasa”.

Bertha Gutiérrez, quien desde los cuatro años de edad fue entrenada en artes marciales por su padre Carmelo Gutiérrez, fue campeona panamericana en Karate y doble medallista de oro en el Open de Suecia (2011). Mientras que su esposo Nelson Soto López logró ser bicampeón nacional y medallista centroamericano en Taekwondo.

Ambos se han convertido en entrenadores infantiles porque desean que estas artes marciales fomenten en los niños cualidades como: disciplina, perseverancia, fortaleza mental y física, además del respeto personal, familiar y en sociedad. En esta Cuarentena comparten rutinas de ejercicio a través de sus redes sociales.

Olvídate que en cinco o diez minutos podrás quemar calorías porque ese tiempo es suficiente solamente para que el cuerpo alcance una temperatura ideal para comenzar el trabajo realmente efectivo. Así que no eliminarás las llantitas en el abdomen siguiendo esas rutinas simples de ejercicio.

Ten cuidado porque cada cuerpo es diferente dependiendo de su estructura y condición de salud, hay ejercicios que por su intensidad, sin la preparación y momento óptimos también podrían dañarte. Generalmente después de ejercitarse durante 30 minutos de forma continua podrías ver un poco más de resultados con respecto al consumo calórico, explicó la entrenadora física.

“Puede variar en dependencia del estado físico de la persona, si tiene problemas de salud heredofamiliares como puede ser resistencia a la insulina, síndrome metabólico, diabetes, hipertensión o que no tuviera estos padecimientos pero que fuera una persona sedentaria. Se puede llegar a subir aproximadamente hasta kilo o kilo y medio por semana sino llevas una alimentación adecuada y si no tienes actividad física”.

No poder salir al parque o al gimnasio a ejercitarte, no es pretexto suficiente para permanecer con una vida sedentaria durante el confinamiento en casa, puedes sacar desde un rodillo para hacer tortillas, una cuerda para el tendedero, una pelota o una pila de libros y adaptar el entrenamiento.

“Desde escaleras, sillas, pelotas, libros, botellas con agua, barras hechizas con palos de escoba y peso, de muchas maneras se puede ejercitar uno estando en casa. No es necesario tener un espacio muy grande, puede entrenarse fácilmente en un espacio de 2 por dos metros. Se puede realizar un entrenamiento completo: aeróbico, cardio-pulmonar y hasta entrenamiento de fuerza”, finalizó.