Alejandro Leyva Aguilar.

SÍ POR MÉXICO, esta organización que nació por los yerros de don López en el Gobierno Federal, invita hoy 12 de enero, a una conferencia de prensa virtual denominada “MORENA NO SABE: PROMESAS INCUMPLIDAS”, que se llevará al cabo a las 10:50 am, vía zoom y a la que pueden acceder cualquier interesado.

No es menor lo que seguramente anunciará SI POR MÉXICO, toda vez que en dos años de gobierno y “derivado de las mañaneras, mítines y giras se han realizado 1,200 promesas y de éstas, solo se han cumplido 1 de cada 10, de seguir a este ritmo y sumando los 4 años que faltan, tomaría cerca de 40 años cumplir lo prometido”, dice la ONG.

Pero no solo son las promesas, cada emisión del soliloquio mañanero tiene un costo que lo absorbemos todos los mexicanos que pagamos impuestos. La producción que realiza el Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales (CEPROPIE), nunca antes había tendido tanto presupuesto y tanto trabajo toda vez que diario hay una conferencia matutina que debe ser cubierta y producida por este Centro adscrito a la Presidencia.

Los que saben de televisión, no me van a dejar mentir si suponemos que cada una de las conferencias mañaneras que a veces duran hasta tras horas de palabrería inútil, cuesta al rededor de los 130 mil pesos diarios, sin contar con el tiempo de satélite. Lo más caro en televisión es la transmisión en vivo vía satélite y su costo depende del tiempo que dure dicha transmisión.

Eso en Palacio Nacional, pero cuando el presidente sale a las entidades federativas, hay que trasladar esos “fierros” a cualquier parte del país lo que eleva su costo exponencialmente. Si hiciéramos un cálculo conservador de dos años de transmisiones y supusiéramos que las mañaneras solo son en Ciudad de México, la suma sería de 94 millones 900 mil pesos. Súmele a eso la promoción en televisión pagada, publicidad en redes sociales, notas periodísticas de radio y de prensa escrita.

Y la pregunta obligada es ¿qué beneficio le deja a los mexicanos una conferencia de prensa diaria en donde nadie cuestiona al presidente, donde las preguntas que hacen sus testaferros como “Lord Molécula”, son alabanzas más que cuestionamientos y donde se han hecho miles de promesas a los mexicanos que nunca llegará a cumplir?

Dijeran los economistas y los administradores ¿cuál el es retorno de inversión de casi 100 millones de pesos?, la verdad yo no veo ese ROÍ por ningún lado y si una dosis de adoctrinamiento por un lado y polarización por el otro, que le está haciendo mucho daño al país.

El Presidente Nacional del PRI Alejandro Moreno ha retado al maltrecho presidente de morena Mario Delgado a un debate sobre los resultados del gobierno de don López y el escurridizo líder no ha podido responder al “cuando y donde” del PRI porque en realidad los números de este gobierno son de pena ajena.

Justamente esa falta de resultados y esas promesas incumplidas son motivo suficiente para que “andresito”, pretenda desaparecer los órganos autónomos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), para que no pueda ser cuestionado por sus incumplimientos y su falta de resultados positivos.

A propósito de las mañaneras ¿ya se dieron cuenta de la calidad de sonido que tienen los micrófonos que usa el peje?… son muy buenos ¿no?, tienen una claridad espectacular porque están diseñados para el adoctrinamiento. Tanto el volumen como el tono de dichos aparatos está programado así, para idiotizar a los escuchas, algo así como hizo Joseph Goebbels cuando cambió la afinación natural de 432 hertz a 440, hoy la afinación perfecta -se supone- es la que nos dejó el publicista de Adolfo Hitler.

Todo tiene un porqué en las mañaneras del mesías tropical, hasta el volumen de sus micrófonos y la parsimonia y lentitud de su hablar, lo que no sabe su publicista estrella Epigmenio Ibarra, es que los mexicanos, a diferencia de los alemanes de 1930, si nos damos cuenta y, por otro lado, existe una abismal diferencia entre la inteligencia Hitler y el peje y entre Goebbels e Ibarra.

El asunto es que don López gasta muchísimo dinero en su imagen, dinero que le hace falta a los niños con cáncer para comprar medicamentos, dinero que le hace falta a los hospitales para garantizarle a los médicos su seguridad, para comprar ventiladores, para prevenir la nueva cepa, para evitar más muertes.

Hay que estar atentos a lo que nos dirá SI POR MÉXICO, en la mañana porque, con este gobierno de cuarta, no dejamos de sorprendernos de tanta estupidez en una sola persona.

#Quédateencasa

@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar