Carmen Martínez.

La pandemia del Covid-19 provocó que escuelas de todo el mundo cerraran sus puertas, y en este 2021, poco más de un año después de este nuevo coronavirus, algunas instituciones tanto públicas como privadas, han iniciado con la reapertura de sus aulas; todo ello, pensando en un retorno a clases presenciales de manera segura tanto para el alumnado como para personal docente y administrativo.

Es por ello que la empresa Benelife México, aprovechó los avances tecnológicos y de inteligencia artificial que existen hoy en día, para crear Benebot, un robot que permitirá detectar síntomas corporales en niños, niñas y adolescentes durante la reapertura de escuelas.

Mediante un algoritmo, Benebot detecta, compara y emite alertas tempranas para la detección de síntomas corporales, y tiene la capacidad de realizar una inspección sanitaria diaria de manera rápida y eficaz en infantes de tres a 16 años de edad.

El robot cuenta con la opción de conectarse a una red WiFi, lo que permitirá llevar un control del estado de salud personalizado, enviando reportes diarios bajo los lineamientos previamente determinados en su funcionamiento, todo con un análisis de hasta 300 estudiantes por hora.

Los estudiantes deberán colocar sus manos en una ranura que se encuentra en el centro del robot, al tiempo que acercan su cara a la cabeza de Benebot, donde se encuentra un sensor que mide la temperatura y detecta otros síntomas corporales mediante las manos, ojos y boca.

Benebot ha sido presentado como la ayuda en la reapertura de escuelas en países como Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña, España, Rusia, Singapur, Chile, Ecuador, Nicaragua y más; en el caso de México, el robot cuenta con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 019-SC-FI-1998, la cual autoriza su distribución y funcionamiento en el territorio nacional.

“A partir de próximas fechas, la gran pregunta en este país será cómo podemos garantizar de manera plena y absoluta, la salud de nuestros pequeños en las escuelas; y las autoridades educativas del estado, los trabajadores de la educación en Oaxaca han dicho que sí es posible hacerlo a partir de julio o agosto, pero se deben dar todas las garantías”, manifestó Benelife México.

Es por ello, que decidieron crear este recurso a partir de la inteligencia artificial, para dar una mayor seguridad a los padres de familia en cuanto a un retorno seguro a las aulas, por lo que confiaron que Benebot se quedará en Oaxaca para cuidar de la salud de la comunidad docente y estudiantil del estado.