Luis Carrasco.

Habitantes de las comunidades El Rebollero, Los Arquitos y Río Minas, pertenecientes al municipio de San Pablo Cuatro Venados, acusaron que sus autoridades municipales, en común acuerdo con las de Cuilápam de Guerrero, buscan apropiarse de sus tierras, acusándolos de paracaidistas que invadieron las zonas.

“Dejamos claro que quienes habitamos en estas comunidades no hemos generado ningún conflicto, siempre hemos vivido aquí; en todo caso, si hay un conflicto, es porque las propias autoridades lo han creado”, señalaron los habitantes de dicha localidad de los Valles Centrales, que se manifestaron este día en el centro de la ciudad de Oaxaca.

En este tenor, y ante los señalamientos de acuerdos alcanzados entre Cuilápam de Guerrero y San Pablo Cuatro Venados, los habitantes de las comunidades antes mencionadas, acusaron que no han sido notificados de dichos pactos logrados por ambas partes, y manifestaron que “ambas autoridades están incurriendo en una ilegalidad al no consultar a las personas que vivimos en este territorio y que pertenecemos al municipio de Cuatro Venados”.

También, refirieron que, a más de dos años de las agresiones que sufrieron, “no hemos tenido ningún informe sobre el avance de las investigaciones que la Fiscalía se supone está realizando en contra de las autoridades municipales y agrarias de Cuilápam de Guerrero y demás agresores”.

“El pasado domingo 11 de julio del 2021, se llevó a cabo una asamblea general en la cabecera Municipal de San Pablo Cuatro Venados, Zaachila, Oaxaca, en la cual acordaron, abiertamente, atacarnos nuevamente y desaparecernos de nuestras comunidades El Rebollero, Los Arquitos y Río Minas”, agregaron los manifestantes

Ante esta situación, acusaron a Adelfo Ramírez Ramírez, presidente municipal de San Pablo Cuatro Venados; Crescencio Jiménez Ramírez, síndico municipal; y Joaquín López López, comisariado de Bienes Comunales, como los responsables de cualquier agresión en su contra.