En definitiva, la naturaleza es maravillosa y la vegetación en Australia lo demuestra al no dejarse morir tras los devastadores incendios que han arrasado con todo a su paso.

Los feroces fuegos al sur de este país han provocado la muerte de al menos 24 personas, mas de mil 500 viviendas destruidas y millones de hectáreas de naturaleza arrasadas por las llamas.

Pequeñas flores color rosa fueron capturadas por la fotógrafa Mary Voorwinde en la zona de New South Wales, uno de los lugares que fue sumamente afectado, pues en el lugar solo se aprecian cenizas y cadáveres calcinados de diversos mamíferos.

La web está inundada de fuertes gráficos que muestran miles de hectáreas en color negro –cubiertas por ceniza– por lo que el trabajo de la fotógrafa de paisajes ha brindado al mundo un poco de esperanza de que algún día estos escenarios podrían volver a la normalidad.

Con todo lo que ha perdido la naturaleza en esta tragedia, de nuevo hay una esperanza de vida, escribió la mujer a través de su página de Facebook.

La mujer afirma que salió con su cámara en busca de algo interesante que transmitir al mundo a través de su lente, cosa que sin duda consiguió, pues las imágenes están dando la vuelta al mundo, brindando un poco armonía entre tanto caos.