Profesores disidentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen bloqueados los principales accesos a la Cámara de Diputados para exigir que los legisladores “eliminen totalmente los aspectos laborales de la redacción del artículo tercero constitucional”.

Integrantes de la sección 22 de Oaxaca arribaron desde las primeras horas de este miércoles a las inmediaciones de San Lázaro, donde instalaron un plantón como parte de las acciones de protesta que realizarán durante 48 horas. Afirmaron que “no se permitirá el acceso a legisladores ni al personal administrativo hasta tener una respuesta clara a nuestras demandas”.

Foto José Antonio López

Los docentes inconformes señalaron en días pasados su desacuerdo con el dictamen de las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados para reformar los artículos 3, 31 y 73 constitucionales para abrogar la reforma educativa, ya que en la propuesta de redacción del artículo tercero se propone mantener un mecanismo de evaluación para el ingreso y promoción en el servicio docente, lo que aseguran los maestros afecta sus derechos laborales y mantiene “la misma visión neoliberal del Servicio Profesional Docente”.

 El documento, producto de la negociación entre las fuerzas políticas en el Congreso y la Secretaria de Gobernación, no contiene tintes laborales, y sí la obligación del Estado de supervisar y aplicar las normas de profesionalización docente.