Ante la llegada de una sustancia parecida a hidrocarburo a la costa de Tabasco, cuatro playas: Varadero, Palmar, Freddy y Sol, ubicadas en el municipio de Paraíso fueron cerradas para los visitantes.

La dirección de Protección Civil municipal tomó esta decisión y el gobierno del estado pidió una investigación para determinar qué tipo de material es el que se encuentra regado en los casi ocho kilómetros de costas.

Por toda la orilla del área, que comprende playas públicas y fraccionamientos privados en la zona, se aprecia una sustancia negra extendida como si pareciera hidrocarburo derramado, por lo que el propio gobernador del estado, Adán Augusto López Hernández, aseguró que ya se trabaja con Petróleos Mexicanos (Pemex) para limpiar la zona afectada.

“Que hay un derrame de aceite, todavía no sabemos a qué instalación petrolera corresponde, por lo pronto de manera preventiva Protección Civil sugirió que se cerrara el acceso a la playa, en tanto inicia un programa de remediación y Pemex especifica cuál es el punto de la fuga”, indicó.

Y agregó: “Sí claro, Pemex ha trabajado muy coordinadamente con nosotros, con los municipios y seguramente iniciará  la remediación”.

Sin embargo, la empresa productora del estado ha enviado un comunicado donde afirma que, tras una revisión a las instalaciones cercanas a la costa tabasqueña, no hay indicios de algún derrame en las plataformas petroleras.

“Técnicos de la paraestatal realizaron sobrevuelos en el sitio, en el cual se encontró residuos de hidrocarburos en una porción acotada de la playa. Asimismo, en los reportes de guardia y en los sistemas de registros de incidentes y accidentes no se encontró información operativa que identificara algún evento de este tipo, tanto en plataformas marinas como en embarcaciones y actividades de perforación”, señala Pemex.

Asimismo, aseguró que pudiera tratarse de “chapapote” que cada determinado tiempo arriba a las playas del municipio de Paraíso: “Las emanaciones naturales (chapopoteras) son un fenómeno que acontece cíclicamente en la temporada de frentes fríos y nortes que afectan el Golfo de México, lo que ocasiona el arribo de hidrocarburo proveniente de esas chapopoteras a las playas de esta región”.