China rechaza iniciar una investigación internacional sobre el origen del coronavirus mientras no se haya vencido la pandemia, declaró este miércoles el embajador chino ante las Naciones Unidas.

“Ahora la principal prioridad es concentrarse en la lucha contra la pandemia hasta la victoria final”, dijo Chen Xu en una rueda de prensa por videoconferencia.

También aseguró que el contexto diplomático actual no permite atender a la invitación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cursó a China para enviar a sus expertos a Wuhan, donde apareció la pandemia, e investigar su origen.

El embajador chino también denunció las declaraciones de los dirigentes estadunidenses según los cuales el virus se propagó desde un laboratorio de virología de Wuhan.

“No podemos tolerar que ese tipo de virus político se propague libremente (…) cuando hay que concentrar todos los esfuerzos en la lucha contra el virus real”, afirmó.

“No nos oponemos por principio a cualquier forma de investigación o de evaluación” porque permite “preparar las próximas urgencias sanitarias” pero “no tenemos tiempo que perder para salvar vidas”, dijo el diplomático.

Según Chen Xu, antes de invitar a la OMS a visitar China, hay que “por una parte definir las prioridades correctas y por otra necesitamos una buena atmósfera”.

También acusó al presidente estadounidense Donald Trump y a su secretario de Estado, Mike Pompeo, de “poner en dificultad la lucha contra la pandemia” intentando “desviar la atención de su propia responsabilidad” en la propagación del virus en Estados Unidos.

Trump y Pompeo aseguran tener pruebas de que el nuevo coronavirus procede de un laboratorio virológico de Wuhan,

“Si el presiente Trump o el señor Pompeo tienen pruebas, que las presenten al mundo entero en vez de señalar con el dedo (…) Son los científicos los que pueden responder a estas cuestiones”, afirmó.