Luis Carrasco.

Tras las afectaciones económicas que ha dejado la pandemia del Covid-19, diversos establecimientos se encuentran resurgiendo paulatinamente; y aunque algunos restaurantes continuaron trabajano aún con el aislamiento, sus ventas tuvieron consecuencias, y continúan recuperándose del golpe a los bolsillos.

Es por ello, que diversos chefs del mundo han mostrado su rechazo a las actitudes tomadas por algunos influencers, que lejos de ayudar a los restaurantes, únicamente buscan comer gratis, valiéndose de sus seguidores en redes sociales y argumentando que ése es su trabajo.

Dos casos recientes ocurrieron en Argentina y México, donde dos chefs, Dante Liporace y Égdar Núñez, utilizaron precisamente las redes sociales para rechazar a los influencers que los han contactado para obtener comer gratis en sus restaurantes.

En el primer caso, el chef argentino Dante Liporace, señaló estar harto de recibir mensajes en donde las figuras de Instagram pretenden comer gratis, por lo que decidió evidenciarlos con capturas de las conversaciones y propuestas de los influencers, incluyendo nombre y apellido.

Una de ellas fue la actriz argentina de cine, teatro y televisión Viviana Saccone, quien pretendía comer en el restaurante de Dante a cambio de compartir todo en su perfil de Instagram que actualmente cuenta con poco más de 200 mil seguidores; a lo que el chef de ‘Molusco’ respondió tajante “No, gracias. No nos interesa”.

Ésta no es la primera vez que el chef Dante Liporace se ve en esta situación, ya que la también actriz Virginia Gallardo, con más de dos millones de seguidores, lo contactó con la misma propuesta de canje, a lo que respondió “No hacemos ese tipo de acciones”; esta respuesta enojó a la famosa, por lo que decidió bloquearlo de Twitter, así que él no dudó en evidenciarla nuevamente, agregando “Manguean y se enojan”.

Por otro lado, el chef mexicano Édgar Núñez relató que fue contactado por una presunta influencer, la que quería comida gratis para ella y su novio, a cambio de publicitarlo en sus redes sociales.

“Estaré en México a final de mes con mi novio, y me encantaría saber si es posible realizar un canje publicitario, en donde los recomiende y muestre sus servicios en mi instagram a través de mis historias, las cuales quedarán ancladas en un highlight, a cambio de una comida para los dos. Para mí sería todo un honor poder trabajar con ustedes!”, escribió la mujer al chef.

Ante este mensaje, Édgar Núñez, quien es dueño de los restaurantes Sud777 y Comedor Jacinta, este último reconocido como uno de los mejores restaurantes según el Latin America’s 50 Best; respondió que “No sabía que tragar gratis era trabajar”.

Incluso, compartió en sus redes sociales una reflexión sobre lo que, a su parecer, era un influencer: “Un influencer no es quien te hace comprar algo, un influencer es quien cambia tu vida, quien te ayuda y mejora sin recibir nada a cambio. Mi primer influencer fue mi papá y a mi solo me interesa ser el influencer de mis hijas”.

En esta situación, la influencer evidenciada salió a defenderse de los señalamientos, argumentando que “la realidad es que a muchísimos creadores nos pagan por hacer esto. Cuando nos escriben para ofrecernos sus servicios, nos pagan, y muchas otras veces es normal que uno les escriba”.

“Estamos en un mundo donde no todos tenemos que estar de acuerdo. Tienen su derecho a decirme lo que quieran. Yo pienso que no actué mal, estaba haciendo una propuesta y si él lo tomó a mal, no era mi intención”, agregó la influencer.

Cabe destacar que desde hace tiempo, diversos establecimientos han evidenciado a los influencers que los contactan para crear tratos a cambio de sus servicios de manera gratuita; tal como ocurrió el pasado mes de mayo con Óscar Cano, quien quería obtener hospedaje gratis en Huatulco para cinco días, creando un ‘trueque’ con una agencia de viajes, lo que provocó que le llovieran críticas en redes sociales.