Redacción.

Desde su inauguración, el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO) ha sido el escenario de eventos culturales de trascendencia en la entidad, como la Feria del Mezcal, Festival Oaxaca Flavors, el Encuentro de Cocineras Tradicionales y las conferencias de Crece con Google.

Sin embargo, este fin de semana, este recinto fungió como el lugar que eligieron el futbolista oaxaqueño Javier Aquino y su esposa Alin Rosales, para celebrar su unión por la iglesia, ceremonia oficiada el pasado cinco de octubre.

Lejos de las tradiciones a las que recurren los oaxaqueños que residen fuera del estado, y que regresan a casarse a su estado natal, el matrimonio Aquino Rosales eligió el Templo de la Soledad para la ceremonia eucarística, y no el de Santo Domingo de Guzmán.

Posterior a la misa, los invitados acompañaron a los esposos a celebrar su unión en el Centro Cultural y de Convenciones, el cual fue decorado en tonos grises y cremas, con luces y flores, dando un ambiente romántico y moderno, acorde a las instalaciones del recinto.

Cabe señalar que fue el pasado 15 de junio cuando la pareja contrajo nupcias por lo civil en el Jardín Etnobotánico, donde también disfrutaron de una fiesta posterior a la ceremonia, la cual tuvo lugar en un salón de fiestas desconocido.