El controvertido Erangelio Mendoza González, supuestamente representando a supervisores y jefes de sector del nivel de Educación Primaria General, quiere conseguir prebendas que llegan al absurdo y demuestran que sus métodos ya son obsoletos y decadentes.

A este personaje se le olvidaron sus bases y el principal motor del sector educativo, los niños.

En un reciente pliego petitorio firmado por Mendoza González, hay peticiones laborales, económicas y materiales; 25 en total; como sabe que no puede haber una respuesta oficial a tanta exigencia, ya amenaza con un “plantón indefinido” en el zócalo de la ciudad de Oaxaca.

Asimismo, quiere reconocimiento de ascensos, órdenes de adscripción definitivas, toma de nota del personal encargado provisionalmente de las supervisiones escolares y jefaturas de sector.

De acuerdo con el documento, también exige la homologación salarial de todos los supervisores escolares y jefes de sector de ese nivel de Educación Primaria General; un fideicomiso para la adquisición de vehículos y el pago retroactivo por concepto de supuestas visitas escolares realizadas durante los ciclos de 2015 a 2020, con incremento del 100 por ciento.

También figuran en el pliego petitorio el reintegro de supuestos descuentos que datan de los sexenios de Gabino Cué y Enrique Peña Nieto, pagos de quincenas del 2013, financiamiento de diplomados, cursos, maestrías y doctorados; así como un estímulo al personal que cumpla 50 años o más de servicio.

Además de todo eso, pretende que, fuera de toda normatividad, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) asuma la responsabilidad de construir y reconstruir los edificios de las supervisiones escolares y jefaturas de sector que no cuentan con esta infraestructura, así como la rehabilitación y ampliación de los mismos, según el caso; al igual de la construcción de bodegas y salas de usos múltiples.

El pago inmediato de renta de los espacios que se ocupan para estas oficinas, gastos de agua, luz, teléfono e internet, renovación de todo el parque vehicular para 40 jefaturas de sector, asignación de camionetas, dotación de equipos de cómputo y más, forman parte de su pliego de demandas.

Por último, pide lo que legal y administrativamente no pueden otorgarle, ya que busca un pretexto para tratar de revivir sus años de agitación en el estado pese a que el contexto en Oaxaca ya es distinto.