La autoridad municipal de Tlacolula de Matamoros, encabezado por Carlos León Monterrubio y el Consejo Municipal de Salud, se reunieron por primera vez luego de 10 meses de pandemia para efectuar una mesa de trabajo y acordar las medidas de sanidad para prevenir el COVID-19.

Señalaron que a partir del lunes 25 de enero de este año, procederán a detener a aquel ciudadano que no porte el cubrebocas, esto con la finalidad de evitar contagios en la población de Tlacolula, donde se han reportan 400 casos acumulados.

Por lo anterior los miembros del Cabildo llegaron al acuerdo de detener a quienes no porten el cubrebocas, además de una multa de $ 200 o 36 horas permanecerán detenidas.

Indicaron que sólo se detendrá a los mayores de 18 años, mientras que a los menores se les hará un exhorto y en caso de reincidencia, se duplicará la sanción.