Redacción.

La mañana de este jueves cuatro de febrero, fue asesinado con disparos de arma de fuego Leobardo Ramos Lázaro, presidente municipal de Chahuites, municipio localizado en la región del Istmo de Tehuantepec.

Aunque al principio existía hermetismo respecto a lo ocurrido, se sabe que el edil transitaba solo por la colonia San Antonio del barrio Juchi, a bordo de su camioneta marca Toyota modelo Tacoma de color negro, con placas de circulación RX-74-158 del estado de Oaxaca.

En esa zona, fue agredido a balazos por sujetos desconocidos, por lo que Leobardo Ramos perdió la vida casi al instante, y su camioneta terminó impactada contra un inmueble; la agresión provocó una gran movilización de vecinos, quienes dieron aviso a elementos de seguridad.

Al lugar arribaron policías municipales, así como personal de la Vicefiscalía Regional del Istmo para tomar conocimiento de lo acontecido; hasta el momento se desconoce el móvil del ataque armado en contra del Presidente Municipal de Chahuites.

Leobardo Ramos había sido denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) en febrero de 2020 por integrantes del Frente Democrático Pro Defensa del Pueblo, por presuntos actos de corrupción, mismas que se hicieron llegar al Congreso de la Unión.

También, el munícipe vivía en la controversia por ordenar el cierre de un albergue para migrantes en Chahuites, mismo que estaba a cargo de Alejandro Solalinde; también, era señalado como presunto culpable por la muerte de Modesto Valencia Baltazar, ocurrida hace un año.