Comunicado.

+ El aseguramiento se realizó en el marco de la segunda arribada de tortugas marinas Golfina, en la temporada 2019-2020.

+ Se detectó un vehículo con 48 bolsas negras con huevos de tortuga marina en su interior.

+ La recolecta y almacenamiento ilegal de huevos de tortuga marina está penado con uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, aseguraron 24,000 huevos de tortuga marina en un filtro de revisión implementado sobre la Carretera Federal Costera número 200, en el tramo carretero Morro Mazatán-Salina Cruz, Municipio de Salina Cruz, Oaxaca.

En el marco de la segunda arribada de tortugas marinas de la temporada 2019-2020, en la playa de Morro Ayuta,  al revisar uno de los vehículos que transitaban en dicho tramo carretero, se detectaron 48 bolsas negras con huevos de tortuga marina en su interior; contabilizaron 24,000 piezas de la especie de tortuga marina Golfina (Lepidochelys olivacea) en estado fresco.

Por lo anterior, se procedió al aseguramiento precautorio de los productos, el automóvil y la persona que conducía el vehículo, y se pusieron a disposición del Ministerio Público Federal con sede en Salina Cruz, Distrito de Tehuantepec, Oaxaca.

Cabe resaltar que este aseguramiento es uno de los más numerosos realizados por parte de la Delegación de Profepa en Oaxaca; además, que la persona puesta a disposición de la Fiscalía al parecer es reincidente en el mismo delito, y presuntamente uno de los mayores acopiadores y distribuidores de la zona.

También, que de conformidad con lo previsto en el Artículo 420, fracciones I y IV del Código Penal Federal, se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente capture, dañe o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga marina, o recolecte o almacene de cualquier forma sus productos o subproductos; y que realice  cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

La Delegación de la Profepa continuará realizando operativos de protección de las tortugas marinas, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, con la finalidad de evitar la extracción, posesión, traslado y comercialización de dichos productos de tortuga marina.