• Del 1 de octubre al 15 de noviembre, las y los titulares de comercios podrán acceder a descuentos del 50 y 40 por ciento.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 30 de septiembre de 2020.- Con el propósito de aliviar las cargas fiscales para las y los titulares de establecimientos comerciales, además de incentivar la recaudación de recursos en la hacienda municipal, a propuesta del Síndico Hacendario Jorge Castro Campos, las y los concejales del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez aprobaron en Sesión Ordinaria de Cabildo el Programa de Incentivos Fiscales a los Establecimientos Comerciales, Industriales o de Servicios 2020.

“Este programa no solo favorecerá la continuidad de la operación y apertura de establecimientos en nuestro municipio, sino que –con toda seguridad– permitirá el mantenimiento de importantes fuentes de empleo en nuestra ciudad capital, fortaleciendo así la economía de los hogares oaxaqueños en los momentos que más lo necesitan”, puntualizó Jorge Castro Campos.

La iniciativa aprobada contempla el otorgamiento de estímulos fiscales a las personas que realicen los pagos por conceptos de: Derechos por el Registro, Regularización y Actualización de los Establecimientos Comerciales, Industriales, así como sus accesorios, en los términos del Título Quinto, Capítulo Segundo, Sección Quinta y Capítulo Tercero de la Ley de Ingresos del Municipio de Oaxaca de Juárez.

En el caso de la Actualización al Padrón Fiscal para Giros de Control Normal 2020, del 1 al 30 de octubre el porcentaje corresponderá al 50 por ciento, mientras que del 1 al 15 de noviembre será del 40 por ciento.

En el caso del Registro al Padrón Fiscal para Giros de Control Normal 2020 se cuenta con tres opciones: la primera consiste en un beneficio del 70 por ciento de descuento del 1 de octubre al 15 de noviembre.

La segunda consiste en un descuento del 50 por ciento pagados en tres parcialidades; el primer pago deberá hacerse del 1 de octubre al 15 de noviembre, mientras que el segundo y el tercer pago deberán efectuarse del 16 de octubre al 15 de noviembre. La tercera opción sería realizar el pago en tres parcialidades, pero sin ningún tipo de descuento, en este caso  la vigencia es del 1 de octubre al 15 de noviembre.

Estos estímulos fiscales autorizados podrán hacerse efectivos directamente en las cajas de la Tesorería Municipal hasta el 15 de noviembre del presente ejercicio fiscal. Los descuentos de los conceptos señalados, así como sus accesorios, no tienen efectos restitutorios  y sólo serán aplicables a las y los contribuyentes que aún tengan pendiente el pago por dichas contribuciones y realicen el pago total en una sola exhibición o a través de la modalidad de plazos señaladas en el programa.

Es de señalar que no será procedente la acumulación de estímulos fiscales establecidos en las disposiciones fiscales para ser aplicados en un mismo concepto.

Durante su exposición de motivos, Jorge Castro Campos explicó algunas de las razones para presentar la iniciativa, entre las que citó como ejemplo que, de acuerdo a la Dirección de Economía, tan solo el 10 por ciento de las 1,400 personas que han solicitado información para el registro o actualización de sus establecimientos comerciales durante la contingencia sanitaria han concluido el trámite, “siendo la falta de solvencia económica la principal causa manifestada por las y los contribuyentes”.

El Síndico Hacendario agregó que también, de acuerdo a cifras de la Dirección de Economía, apenas el 30 por ciento de las y los titulares de los establecimientos comerciales, industriales o de servicios han realizado el pago correspondiente a la actualización de su establecimiento comercial, durante el presente ejercicio fiscal.

Además, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INGEI), el 93.2 por ciento de las empresas registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria. La mayor afectación fue la disminución de los ingresos, con el 91.3 por ciento, dijo.

En este contexto, reconoció el compromiso social del sector privado con las y los trabajadores de México al priorizar el no despido de personal, entre otras medidas para afrontar la baja de ingresos.