Michele Uva, vicepresidente de la UEFA, aseguró este martes que las competiciones europeas, incluida la Eurocopa de junio, se interrumpirán solo si la emergencia por el coronavirus “degenera” y que el organismo que gestiona el futbol europeo está en una “fase de espera”, y en constante contacto con los gobiernos de los varios países.

“Estamos en una fase de espera, estamos pendientes de todos los países. El futbol debe seguir las indicaciones que recibe por los varios países. Nosotros tratamos de no parar la competición”, afirmó Uva en una entrevista a la emisora nacional italiana “Rai Radio 1 Sport”.

“El desarrollo de las competiciones se interrumpirá sólo si la situación degenera”, destacó el vicepresidente de la UEFA.

La Eurocopa de 2020 se organizará en 12 países distintos y celebrará el partido inaugural precisamente en Italia, en el estadio Olímpico de Roma. En total, habrá tres partidos de la fase de grupos en Roma, además de un cuarto de final.

Europa e Italia en particular viven momentos de emergencia a causa del coronavirus, que provocó siete muertos y más de 280 contagiados en los últimos días en varias regiones del norte del país.

En este contexto, el gobierno italiano dio el visto bueno a la Federación de Futbol italiana para disputar los partidos en las zonas afectadas a puerta cerrada. Tras ser aplazados cuatro partidos ligueros la semana pasada, varios encuentros de la próxima jornada, entre ellos el clásico Juventus-Inter se jugarán sin público por razones de seguridad.

El propio Inter será el primer equipo en jugar sin público en la Europa league, al recibir al Ludogorets este jueves en San Siro en la vuelta de los dieciseisavos de final.

Uva también se refirió a la sanción recientemente infligida por el Comité de control financiero de la UEFA al Manchester City, con treinta millones de euros de multa y la exclusión de las competiciones internacionales europeas durante las dos próximas temporadas.

“Esperamos la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo. Casi nunca las reglas europeas son parecidas a las nacionales y la UEFA está trabajando para que algunas reglas europeas se conviertan en obligatorias también en las ligas”, afirmó, al analizar la posibilidad de que se anulen los trofeos nacionales ganados por el conjunto inglés en el periodo (2012-2016) por el que fue castigado.

Vía El Informador.