cfe 

 

Ante la amenaza de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de cortar el suministro de energía eléctrica al municipio por adeudos pendientes, el presidente municipal, Raymundo Carmona Laredo, reiteró que el ayuntamiento que encabeza no pagará saldos de administraciones pasadas.

“Esta autoridad es respetuosa de la ley y de las instituciones; entendemos la responsabilidad de la CFE, pero la deuda no es nuestra; tendrán que buscar y exigir a los anteriores responsables para que liquiden los pendientes”, dijo.

El edil de los pochutlecos acudió el fin de semana a la ciudad de Oaxaca para reunirse con funcionarios de la Secretaría de Finanzas, donde recalcó que no cuenta con los recursos para finiquitar los saldos.

En dicha reunión, argumentó acerca del corte de energía eléctrica llevado a cabo el viernes pasado, acción que además de interferir negativamente en las actividades administrativas del palacio municipal, amenazaba con ampliarse al sistema de bombeo de la red hidráulica y al alumbrado público, lo que generaría una problemática en el municipio.

Por otro lado, con el fin de dar soluciones a la brevedad del problema y al revisar las cuentas con distintas dependencias estatales, se reveló que son dos adeudos que mantiene la anterior administración municipal, uno por 904 mil 297 y el otro de 727 mil 648 pesos, ambas correspondientes al pago de consumo eléctrico del municipio.

Además, se hizo saber al edil que a dicha cantidad se le agregaría un 20 por ciento, correspondiente a una multa generada por la entrega de un cheque posfechado para el 31 de diciembre y que además carecía de fondos, por lo que la suma total incrementaría a un monto aproximado de un millón 700 mil pesos.

Ante ello, la CFE exigió la presentación de un documento compromiso donde se manifieste la fecha de pago, de lo contrario se hará efectiva la suspensión de la electricidad.

Carmona Laredo solicitó a las autoridades del estado se mande comparecer a los involucrados para que personalmente expliquen y resuelvan el problema.

Al mismo tiempo, reiteró su confianza ante la Secretaría de Finanzas para que el caso se resuelva a la brevedad posible, ya que este tipo de problemas heredados de la anterior administración, además de intervenir en la agenda de trabajo, afectan a la economía del ayuntamiento.