La Comisión Nacional de Salud de China confirmó el lunes que un nuevo tipo de coronavirus que ha provocado un brote de neumonía en el país ha estado transmitiéndose por contacto directo entre humanos y ha infectado a algunos funcionarios médicos, reportó la agencia oficial de noticias Xinhua.

El artículo indicó que Zhong Nanshan, un experto en enfermedades respiratorias y jefe del panel de salud que investiga el brote, confirmó que dos casos de la infección en la provincia china de Cantón se produjeron por contagio entre humanos.

El virus también se expandió a ciudades como Pekín y Shanghai, informaron autoridades.

El presidente Xi Jinping dijo que frenar el brote y salvar vidas es una prioridad, debido a que el número de pacientes se triplicó y una tercera persona murió. Además de las dificultades de contenerlo, cientos de millones de chinos viajarán dentro del país y al exterior durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar que comienza esta semana.

Las autoridades de todo el mundo han intensificado el control de pasajeros procedentes de Wuhan, la ciudad central donde se descubrió el virus por primera vez.

China confirmó un total de 217 nuevos casos del virus, dijo el lunes la televisión estatal, 198 de los cuales estaban en Wuhan. Se confirmaron cinco nuevos casos en Pekín y 14 más en la provincia de Guangdong, según el reporte. Otra declaración sostuvo que hay un nuevo caso en Shanghai, elevando el número de contagio conocidos en el mundo a 222.

“La vida y la salud de las personas deberían tener la máxima prioridad y la propagación del brote debería ser resuelta”, dijo el presidente Xi, según la televisión estatal.

El virus pertenece a la misma familia de coronavirus que el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que mató a casi 800 personas en todo el mundo durante un brote de 2002/03 que también comenzó en China.

Sus síntomas incluyen fiebre y dificultad para respirar, que son similares a muchas otras enfermedades respiratorias y presentan complicaciones para los esfuerzos de detección.

Corea del Sur confirmó el lunes su primer caso, un ciudadano chino de 35 años que había viajado desde Wuhan, por lo que la cifra de pacientes fuera de China se elevó a cuatro.

La semana pasada se notificaron dos casos en Tailandia y uno en Japón. Los tres involucraron a personas de Wuhan o que recientemente visitaron esa ciudad.