Redacción.

Alrededor de dos mil hectáreas de dos comunidades de Oaxaca presentan conflictos agrarios, esto debido a que se consideran predios comunales, así lo dio a conocer la Asamblea de los Pueblos Indígenas (API).

Dicho dictamen, de acuerdo con militantes de la API, lo concedió la Procuraduría Agraria y Conciliación Agraria, por esta razón, dicha organización social realizó una protesta en las oficinas de esta dependencia, ubicadas en la colonia Reforma.

“Todos los problemas agrarios son originados por la Procuraduría Agraria” señaló la API, por lo que no descartan exigir al Gobierno Federal que se cierre dicho órgano.