Carmen Martínez.

Este domingo, militantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Oaxaca, fueron convocados a una reunión organizada por el Comité Directivo Estatal en un hotel ubicado sobre la calzada Madero de la ciudad capital.

Dicho encuentro fue mal visto por la militancia oaxaqueña debido a que el Comité Nacional de Morena instó a todas las dirigencias estatales a abstenerse de realizar reuniones debido a la contingencia sanitaria que se vive actualmente por el Covid-19.

También, acusaron que dicha reunión era bajo el punto de Consejo Estatal, “cuando dicha facultad es del Comité Ejecutivo Nacional como lo marca el artículo 27 del estatuto de Morena”, señalaron los militantes inconformes en conferencia de prensa.

En este sentido, señalaron que se intentó violentar dicho estatuto “al querer elegir a integrante o integrantes del Comité Estatal sin cumplir los procedimientos que establece el artículo 29 inciso e) del mencionado”.

Por todo lo anterior, acusaron a la dirigencia estatal de querer dividir al partido ya que “hay posiciones encontradas” respecto al actuar de los dirigentes; también, responsabilizaron a la diputada federal Irma Juan Carlos “de estar violentando los estatutos y principios de nuestro partido solo por satisfacer intereses ajenos al mismo”.

“Morena no se divide porque las bases las tiene muy claras, el problema de las posiciones encontradas son de equipos políticos diferentes”, señalaron los militantes, y por ello hicieron un llamado a la unidad de todo el partido en aras de las próximas elecciones, en donde esperan obtener los mismos o mayores resultados que en las pasadas.