Hace justo 10 años, Guillermo R. A. estaba bajo arraigo junto otros dos sujetos, al enfrentar señalamientos por secuestro.

Ayer en la mañana, un solitario sujeto ingresó a un domicilio ubicado en la calle 18 de Julio, de la colonia Guelatao, de Santa Lucía del Camino, para atacarlo a balazos.

Sus familiares lo auxiliaron y solicitaron apoyo de paramédicos de la Cruz Roja, quienes trataron de estabilizarlo e iniciaron su traslado al hospital “Presidente Juárez” del ISSSTE.

Guillermo no sobrevivió y fue declarado sin vida al momento de ingresar al hospital. De ahí la intervención de elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) comisionados  en delitos de alto impacto.

Negro historial

En un principio se manejó el intento de asalto como el móvil de la agresión a balazos.

Pero conforme los agentes obtuvieron  los generales del extinto comenzó a fluir la información.

Resulta que Guillermo fue detenido  en Enero de 2011 al estar relacionado con el secuestro de una mujer en la población de Santiago Matatlán, Tlacolula de Matamoros.

Precisamente en los primeros días de enero de ese año, la Subprocuraduría de Atención a Delitos de Alto Impacto, a través de la Unidad Especializada para la Investigación del delito de Secuestro le ejecutó  una orden de arraigo a él, a Azael C. L. y otra persona que fue liberada durante ese periodo.

Luego de cumplir ese mandato, un juez penal del centro libró la orden de aprehensión en su contra.

Dicha orden les fue ejecutada el 28 de enero de 2011. En esa ocasión, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio a conocer el hecho: “El día de hoy fue levantado el arraigo en contra de Guillermo Ruíz Avelino, Azael Cruz Lázaro y Alberto A. C. G., quienes se encontraban en ésta situación legal desde el pasado 10 de enero del año en curso.

En contra de Guillermo Ruíz Avelino y Azael Cruz Lázaro fue ejecutada la orden de aprehensión 11/2011 que libró en su contra el Juez Primero de lo Penal de Tlacolula de Matamoros, como probables responsables del delito de secuestro cometido en agravio de una señora (de quien se omiten sus generales por razones obvias), cuyos hechos tuvieron lugar el pasado 08 de agosto del 2010 y quien fuera liberada un día después en Santiago Matatlán, Tlacolula.

Asimismo, Alberto N fue puesto en libertad por no haberse acreditado su probable responsabilidad penal en dicho ilícito.

Luego de darle cumplimiento a la citada orden de aprehensión, Guillermo Ruíz Avelino y Azael Cruz Lázaro fueron puestos a disposición del Juez que conoce de la causa.